Spain says it will contribute to the global fund

Published: February 23, 2012

España volverá a ser donante del Fondo Mundial contra el Sida, la Tuberculosis y la Malaria. Así lo anunció en su comparecencia del miércoles en el Congreso el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo. Con la decisión se revoca la decisión del anterior Gobierno, que dejó de colaborar con la organización después de que esta descubriera que cuatro países habían malversado los fondos recibidos.

En su nota al respecto, el Ministerio no hace mención a esta causa, lo que ha confirmado a ONG como Médicos sin Fronteras (MSF) y Salud por Derecho su sospecha de que aquel fraude –que fue denunciado por el propio Fondo cuando lo descubrió- no fue sino una excusa para dejar de aportar y ahorrar algo en tiempos de crisis (ese dinero no se dedicó a otros programas, que se sepa). Así lo han confirmado Carlos Ugarte, director de Relaciones Exteriores de MSF España, y Vanessa López, presidenta de Salud por Derecho.

más información
España congela sus aportaciones al Fondo Mundial contra el SidaReino Unido anuncia un aumento de las aportaciones al FondoLo que el ministro no dijo fue de cuánto sería la aportación. Antes de suspender la ayuda, España era uno de los principales donantes, con 200 millones de dólares (unos 185 millones de euros) comprometidos para 2010. Pero, al final, solo aportó la mitad.

No obstante, el anuncio ha sido recibido con satisfacción. El fundador de Microsoft y filántropo, Bill Gates, que ayer mismo estuvo en España y se reunió en Madrid con García Margallo, ha celebrado la noticia a través de un comunicado. “A pesar de que España está atravesando tiempos difíciles, está demostrando que aún es posible mantener el compromiso con aquellos que viven en la extrema pobreza”, dice la nota. Y subraya la decisión como un acto de liderazgo político y verdadera solidaridad con los más desfavorecidos.

El anuncio no puede llegar en mejor momento para el Fondo. Como recordaron los representantes de las ONG, este, después de 10 años, ha tenido que congelar nuevos proyectos por falta de dinero. “Y no se trata de una gran cantidad”, destacó el presidente de MSF, Juan Antonio Bastos, pero sí lo suficiente para que se note en los receptores.

MSF, de hecho, ya está notando en África –donde se concentra la mayoría de los 33 millones de personas que viven con VIH- el impacto de los recortes. “Volvemos a ver personas muy deterioradas. Y, lo que es peor, enfermos a los que se les retira la medicación”, dijo Bastos. “Estábamos viendo la luz al final del tunel, y la posibilidad de controlar la pandemia era real”, insistió Bastos, quien teme que si el Fondo no amplía su actividad, los avances conseguidos en los últimos años se vean truncados.

López, de Salud por Derecho, recordó que en el mundo hay unos 15 millones de personas que necesitan tratamiento antiviral, y que actualmente lo reciben unos seis millones . “Y, la mitad, gracias a los programas del Fondo”, dijo.

La falta de aportaciones ha hecho que el organismo internacional suspenda este año y el próximo las reuniones para recibir peticiones de países afectados. Y eso puede dar al traste con los avances. Porque, como recordó Bastos, el tratamiento es la mejor manera de prevenir la expansión del virus.

Leave a Reply