La Epidemia de VIH esta creciendo mas rápido entre Hombres Negros y Hombres Bisexuales

Published: agosto 13, 2011

Los jóvenes negros gays y los hombres bisexuales son la única población en los Estados Unidos en la que el ritmo de diseminación del VIH se está incrementando, de acuerdo a los primeros indicios de un estudio publicado por los Centros de Control de Enfermedades y Prevención ayer.

Los investigadores de los CCE miraron las nuevas infecciones entre los años 2006 y 2009 y descubrieron que, como se esperaba, estamos rodeando las 50,000 nuevas infecciones cada año en los Estados Unidos. Hemos estado a ese nivel ya por varios años. El estudio también re confirmo que los Afro Americanos conforman un amplio número en proporción de estas nuevas infecciones, a pesar de ser solamente el 12 por ciento del total de la población de los Estados Unidos en el Censo del 2010.

Pero el CCE noto con alarma que, a diferencia de otras sub poblaciones en los Estados Unidos, los gays negros y hombres bisexuales en una edad entre los 18 y los 29 han experimentado un incremento en las infecciones: hasta 48 por ciento en los 3 años que llevo el estudio.

“Estamos profundamente consternados por el alarmante incremento en nuevas infecciones de VIH en jóvenes, gays negros y hombres bisexuales y su continuo impacto en el VIH entre jóvenes gays y bisexuales de todas las razas,” el Director de prevención del VIH del CCE Jonathan Mermin declaró en un comunicado. “No podemos permitir que la salud de una nueva generación de hombres gays se pierda por una enfermedad prevenible. Es momento de renovar el enfoque del VIH en hombres gays y confrontar la homofobia y el estigma que usualmente acompaña a esta enfermedad.”

Los hallazgos son dramáticos, pero no son inesperados. Representan un empeoramiento de las tendencias epidemiológicas que han seguido por años, desde finales de los 90s por lo menos. Lo que es verdaderamente nuevo son los esfuerzos más agresivos y denotados del CCE para seguir la pista al VIH, un desarrollo hecho posible por mejoras recientes en las pruebas y en tecnologías de rastreo. A pesar de todo, la concentración de la epidemia alrededor de no solo los hermanos negros, sino negros gays y hombres bisexuales es en efecto alarmante y prolongada y se le debe una atención significativa desde la salud pública y la comunidad negra en su totalidad.

“Están llamándola ‘alarmante’ pero está claramente más allá de ese punto,” dijo Phill Wilson, director del Instituto Negro del SIDA (para quienes he trabajado previamente como consultor). Lo que trae dos preguntas permanentes sobre VIH: ¿Porque está pasando esto y que se puede hacer para remediarlo?

He informado y escrito acerca de la epidemia en los negros, y en la epidemia en los gays negros específicamente, por 15 años. He aprendido acerca de un millar de causas para estas disparidades chocantes, desde la biología hasta la economía. Y cualquiera que ofrezca una respuesta singular y certera a las dos preguntas se estará engañando asimismo, mintiéndote o ambos. La realidad difícil es que el VIH siempre explota lo desordenada e intrincada red de nuestras inequidades nacionales y globales. Donde existe pobreza, ahí está el VIH. Donde existe pobre acceso a la salud en general, ahí está el VIH. Donde existe avergonzamiento sexual, ahí está el VIH. Donde la gente no tiene los recursos emocionales o económicos para protegerse asimismos de un completo grupo de amenazas, ahí está el VIH. I podría seguir en este hilo de pensamiento. Suficiente será decir que los jóvenes, gays negros y hombres bisexuales están entre los grupos de personas más golpeados económicamente, emocionalmente y culturalmente de los Estados Unidos. Ellos están de manera única en riesgo en una larga lista de afecciones sociales–crímenes de odio, indigencia, honestamente todas las cosas que los investigadores observan cuando miden los riesgos de salud entre los jóvenes. Es así que ellos son de manera única en riesgo del VIH, también.

¿Qué tiene que pasar entonces? La verdadera respuesta es todo. Se necesita una intervención masiva y holística, incluyendo a todos desde los ministros negros a todos sobre sus esfuerzos enfocados a todos los departamentos de salud pública en América. Pero existen un par de claros puntos de presión a los cuales dirigirnos.

Uno es las pruebas de VIH. La investigación muestra que, sin considerar el estar en alto riesgo, los hombres negros gays y los bisexuales hombres no están haciendo nada más riesgoso que sus pares–no están usando más drogas, no tienen más altas tasas de sexo riesgoso (de hecho, los gays y bisexuales hombres de todas las razas reportan tasas mas altas de sexo protegido que sus pares). Pero la investigación muestra también que los jóvenes negros gays y los hombres bisexuales son los menos propensos a conocer su estatus de VIH o creer ellos mismos que están en riesgo.

Otro punto de presión es el acceso a cuidados de salud para aquellos quienes son positivos y al grande y creciente conjunto de herramientas de prevención para aquellos que no lo están.

Como Wilson lo puso, “Ahora tenemos las herramientas que podrían dramáticamente disminuir las nuevas infecciones…….Entendemos que las personas se deben hacer las pruebas y conocer su estatus serológico. Comprendemos que vincular a las personas VIH positivas con el cuidado apropiado salva vidas. Y también sabemos que proveer anti retrovirales a personas saludables puede ayudar también a salvar vidas.”

Texto completo del artículo disponible en el vínculo debajo –

Deja un comentario