Chile to meet international obligations on sexual diversity

Published: February 29, 2012

El Movilh envió al Alto Comisionado de la ONU un informe alternativo al  expuesto esta semana por el Estado. Ahí, el movimiento precisó que a tres años de que Chile rindiera su Examen Periódico Universal, el Estado sólo ha “cumplido con contradicciones y parcialmente” dos de sus cuatro compromisos sobre derechos de la diversidad sexual.

Luego de que el ministro de Justicia, Teodoro Ribera, presentara el pasado lunes en Ginebra el  informe de mitad de período del Examen Periódico Universal (EPU), en el marco del 19 período de sesiones del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) indicó a la ONU que Chile está atrasado, pues “sólo ha cumplido con contradicciones y parcialmente” dos de los cuatro compromisos internacionales sobre derechos de la diversidad sexual.

En efecto, tras presentar el EPU en mayo del 2009 el Estado de Chile recibió y aceptó variadas recomendaciones de distintos países de la ONU, entre esas las de Nueva Zelandia, del Reino de los Países Bajos, República Checa y Suecia, los cuales solicitaron cambios para la igualdad de derechos de las minorías sexuales.

En concreto se recomendó a Chile adoptar una legislación contra la discriminación, revisar el artículo 373 del Código Penal; que al sancionar las ofensas al pudor la moral y las buenas costumbres sirve para detenciones y atropellos policiales arbitrarios contra las minorías sexuales; así como adoptar políticas públicas que hagan referencia a la orientación sexual y la identidad de género y utilizar como guía de su accionar a los Principios de Yogyakarta, un documento mundial de expertos en DDHH que enumera 29 derechos para la diversidad sexual, llamando a los Estados a respetarlos.

En un informe alternativo enviado a la Alta Comisionada de las Naciones para los Derechos Humanos, Navanethem Pillay y al Representante Regional para América del Sur de dicha instancia, Amerigo Incalcaterra, el Movilh expresó su preocupación porque a dos años de presentar su próximo EPU, Chile no ha cumplido ni la mitad de sus compromisos.

El organismo precisó, entre otros aspectos, que el Proyecto de Ley que Establece Medidas contra la Discriminación  no sólo no ha sido aprobado, sino que además su actual versión es muy distinta a la  que ingresó originalmente al Congreso Nacional en el 2005, a un punto que contiene elementos que son contrarios a las recomendaciones de la ONU y no están a la altura de los estándares internacionales.

En relación el artículo 373, el Movilh precisó que desde el 2007 se encuentra estancado en el Congreso Nacional un proyecto de ley que deroga la norma, lo cual ha implicado que lesbianas, gays, bisexuales y transexuales sean objeto de detenciones arbitrarias, humillaciones y golpizas de parte de Carabineros por la única razón de expresar sus afectos o identidad en espacios públicos.

Por esas y otras razones el Movilh explicó que los Principios de Yogyakarta, que entre otros aspectos demandan la igualdad social y legal, han sido respetado con contradicciones, pues si bien se han registrado avances en materia de políticas públicas, estos son muy puntuales y en ningún caso dan respuesta integral a la variedad de atropellos y desigualdades padecidos por las minorías sexuales en Chile, no existiendo un respeto universal a los derechos humanos de este sector social.

En ese sentido, y desde una mirada más positiva, el Movilh destacó como avances políticas contra la homofobia y la transfobia provenientes de los ministerios de Salud, Educación  y del Trabajo, así como la inclusión de una consulta sobre los convivientes del mismo sexo en el Censo 2012 y el envió al Congreso por parte del Ejecutivo del Acuerdo de Vida en Pareja, entre otros.

Leave a Reply